lunes, 9 de marzo de 2009

Los matices son importantes.

   Que una misma palabra tenga distintos significados, puede jugarte malas pasadas. Un ejemplo práctico es 'taza'. Según la rae:

   taza.

   (Del ár. hisp. ?ássa, este del ár. ?assah o ?ast, y este del persa tašt, cuenco).

   1. f. Vasija pequeña, por lo común de loza o de metal y con asa, empleada generalmente para tomar líquidos.

   2. f. Cantidad que cabe en una taza. Una taza de caldo.

   3. f. Receptáculo redondo y cóncavo donde vacían el agua las fuentes.

   4. f. Receptáculo del retrete.

   5. f. Pieza de metal, redonda y cóncava, que forma parte de la guarnición de algunas espadas.

   La, digamos, anécdota que ilustra alguna de esas malas pasadas es la que le está ocurriendo ahora mismo a la sección femenina de mi empresa.

   Resulta que hoy se ha comenzado a extender un rumor, que va tomando forma y cada vez va adquiriendo mayor verosimilitud.

   En el cuarto de baño de 'las chicas', junto al lavabo, hay un estropajo, con un cartelito que pone: "Estropajo de las tazas". Este viene siendo usado por algunas de mis compañeras para lavar sus tazas después de tomarse su café, en un intento de ser más limpias que la sección masculina que no limpia sus tazas con la escusa de que las va a volver a manchar con más café en un rato, o al día siguiente a más tardar. Mis compañeras, en este caso, están haciendo uso de las acepciones 1 y 2 de la palabra taza.

   Lo gracioso (o no, según se mire) es que hay fuentes lo suficientemente fiables nos han comentado que la autora del cartel, que no es otra que 'la señora de la limpieza', lo había escrito pensando en la acepción número 4.

   Llegados a este punto, me alegra pertenecer a la sección masculina de la empresa que, a pesar de ser un poco más guarretes, tenemos claro que, lo marrón del fondo de nuestras ‘tazas’ son los posos del café...


   * Agradezcamos a Alberto su aportación fotográfica para ilustrar este post.

1 comentario:

STL dijo...

jajaja,otra vez a vueltas con lo mismo, ese rumor es ciclico,ya lo sufrimos cuando yo estaba en la empresa :)